Indígenas bolivianas, empoderadas pero bajo acoso político

Las bases legales de derechos y acceso a oportunidades ayudaron a emerger un fortalecido liderazgo de las mujeres indígenas de Bolivia. Sin embargo, aún queda un largo trecho para su aplicación práctica y la eliminación del frecuente acoso político masculino.

En esto coinciden tanto analistas como activistas de ese país.

La Constitución Política del Estado incluyó un total de 26 artículos a favor de las mujeres y concedió derechos civiles, de género, equidad social, e igualdad de condiciones con los varones.

La oficial del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Verónica Tejerina, señaló a IPS como “un poder emergente” la presencia de lideresas indígenas en organizaciones sociales habitualmente dirigidas por hombres, en funciones municipales y gobernaciones departamentales.

Sin embargo, la dirigente santacruceña Beatriz Tapanaché aseguró a IPS que “las mujeres tienen las leyes a su favor pero el acoso político es un cuello de botella en varios sectores”.

Un grave ejemplo de este acoso fue el asesinato en 2012 de Daguimar Rivera, concejala del municipio de Guayaramerín, en el norteño departamento de Beni.

La representante de la agrupación ciudadana Primero el Beni recibió dos disparos pocos días después de denunciar una administración irregular en el municipio de su ciudad.

El mismo año la concejala del municipio indígena de Ancoraimes, en el central departamento de La Paz, la aymara Juana Quispe, fue hallada muerta. Al menos en dos oportunidades denunció ante la justicia amenazas y abusos de autoridades municipales.

En mayo de 2012, el presidente Evo Morales promulgó la Ley contra el Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres, que incluye sanciones de privación de libertad de dos a ocho años.(PÚLSAR/IPS)

Por Franz Chávez

Audios:

    Indígenas bolivianas, empoderadas pero bajo acoso político: (892 kB) descargar_peque

Comentemos

+ 24 = 26