Machismo religioso en México

El machismo mata

Zona de Reflexión

Por Lucía Lagunes Huerta*

“El machismo mata”, reza la frase de la campaña que inició el Colectivo de Mujeres de San Cristóbal desde este lunes en  el estado de Chiapas, al sureste mexicano, con el objetivo de hacer conciencia de la gravedad del feminicidio que vive la entidad y declarar la Alerta de Violencia de Género (AVG).

La frase no sólo es un eslogan, es una realidad cotidiana no sólo porque los machos asesinen a las mujeres, sino porque los machos justifican que existan esos crímenes.

El ejemplo reciente son las declaraciones del obispo de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, quien de manera inaceptable definió estos asesinatos en Guanajuato como “normales”.

Me pregunto cuál es la lógica del mensajero religioso que permite identificar como normal quitarle la vida a otra persona. Ni en lo divino ni en lo humano es aceptable semejante declaración.

Quien minimiza o justifica el crimen que se comete contra las mujeres sólo muestra el desprecio por la vida de las personas del sexo femenino, es decir, revela el machismo de quien lo externa.

Pero cuando un jerarca religioso sin mayor pudor justifica que esos asesinatos ocurran nos revela que dentro de esa estructura religiosa existe una convicción profunda de desdén a la dignidad de las mujeres.

Máxime cuando estas declaraciones se hacen en medio de una manifestación pública contra la violencia de género.

Desdeñar el asesinato de 55 mujeres y llamarles crímenes “circunstanciales” como si fueran producto de la casualidad es ofensivo, no sólo para las víctimas sino para todas las mexicanas.

Para el machismo es normal asesinar a las mujeres, por eso lo banaliza. Pues el machismo no sólo vive en las personas sino en las estructuras sociales, religiosas, económicas, etcétera.

Su actuar permanente es posponer, relegar, justificar, negar todo aquello que permita subvertir la desigualdad y la discriminación contra las personas de sexo femenino.

Nadie que se diga respetuoso de la dignidad humana puede desdeñar la vida de las mujeres en cualquier etapa de su vida.

Sólo el machismo tolera que existan declaraciones que normalicen estos crímenes, porque desde esa normalización es que los machos se protegen para continuar con su impunidad.

Por eso la frase “el machismo mata” es más que un eslogan.  (CIMAC NOTICIAS)

*Periodista y feminista, directora general de CIMAC.


aromina.garcia

Un comentario

  1. Un poco mas de evolución es lo que necesitamos!

Comentemos

65 − 61 =