Nicaragua: Molestia ante reforma que avala mediaciA?n en casos de violencia

NO MediaciA?n

Por Lindskat Legal y Sylvia Torres

Sin aplicarse cabalmente, la Ley Integral Contra la Violencia hacia las Mujeres (Ley 779) a??adoptada hace poco mA?s de un aA?o por la Asamblea Nacional de Nicaraguaa?? resiste los embates de grupos conservadores y de una reciente reforma que la debilita en su intenciA?n de proteger a la poblaciA?n femenina.

Considerada por algunos como muy progresista y por otros como inconstitucional, esa ley fue limitada en su accionar luego de que el gobierno, mediante la Corte Suprema de Justicia y el propio Parlamento, aprobaron el pasado 25 de septiembre una reforma a esa normativa que permite la mediaciA?n entre agresores y vA?ctimas.

La medida aplica para los llamados delitos leves hacia las mujeres. SegA?n la norma tA?cnica del Instituto MA?dico Legal, se considera culpable del delito de lesiA?n leve a a??quien cause a otra persona una lesiA?n a su integridad fA?sica o psA?quica que requiera, objetivamente para su sanidad, ademA?s de la primera asistencia facultativa, tratamiento mA?dicoa??.

En ese caso, apunta, serA? castigado con prisiA?n de seis meses a un aA?o y si la lesiA?n ademA?s requiere de una intervenciA?n quirA?rgica, la sanciA?n serA? encarcelamiento de seis meses a dos aA?os.

Con la reforma, los hombres acusados de violencia fA?sica, amenazas, entre otros delitos contemplados en la Ley 779, cuya pena sea menor a los cinco aA?os de cA?rcel, podrA?n mediar con la vA?ctima para evitar la condena.

Esta acciA?n del Legislativo provocA? el inmediato rechazo del movimiento de mujeres, quienes han organizado protestas pA?blicas por todo el paA?s.

De acuerdo con Azahalea SolA?s, lA?der del Movimiento AutA?nomo de Mujeres, aceptar que existen delitos leves en materia de violencia hacia las mujeres a??es una falaciaa??, ya que esta visiA?n ignora la desigualdad de poder entre los sexos.

SolA?s recalcA? que a??las mujeres que sufren violencia no denuncian el primer golpe, y pueden pasar meses o aA?os para interponer una denuncia, se la pasan a??mediandoa?? a lo interno de su casa y cuando ya no pueden mA?s es que dan un paso fuera de su hogar para buscar ayudaa??.

Con la aprobaciA?n de la mediaciA?n, dijo la dirigente, se ha reestablecido la permisividad social hacia la violencia contra ellas.

a??SegA?n la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Nacional, la mediaciA?n supone que ambas partes son iguales. Sin embargo, un abusador tiene un enorme poder sobre la vA?ctima. El desequilibrio de poder entre las partes no se puede remediar a pesar de las habilidades del mediadora??, explicA?.

ConsiderA?, en este sentido, que es imposible aceptar como verdad la igualdad frente a la desigualdad real que padecen las mujeres en nuestra sociedad, y remarcA? que estudios realizados confirman que el momento en que una vA?ctima denuncia a su abusador es el mA?s peligroso para ella.

a??Muchos de los casos de feminicidio han sido consecuencia de la impunidad y la mediaciA?n; resulta insA?lito que a principios de 2012 la Corte Suprema de Justicia haya dicho esto y luego, sin haberse realizado ningA?n estudio a fondo, se contradiga y haya propuesto la mediaciA?na??, expresA? Azahalea.

Desde su promulgaciA?n en 2012, la Ley 779 provocA? un revuelo nacional, pues sectores conservadores de las iglesias la calificaron de violatoria del principio de igualdad y, por tanto, inconstitucional, mientras que las organizaciones de mujeres argumentaron que se trata de una legislaciA?n contra los hombres violentos y no contra todos los hombres.

Su texto especifica que tiene por objeto proteger y garantizar los derechos de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, tanto en el A?mbito pA?blico como el privado. TambiA?n resalta la necesidad de establecer medidas de protecciA?n integral para prevenir, sancionar, erradicar la violencia y prestar asistencia a las mujeres vA?ctimas de violencia.

Una de las novedades de la legislaciA?n es order celebrex, purchase Zoloft. la tipificaciA?n del delito de feminicidio, como el cometido por el hombre que a??en el marco de las relaciones desiguales entre hombres y mujeres diere muerte ya sea en A?mbito pA?blico o en privado a una mujera??.

Las penas varA?an de 15 a 20 aA?os de prisiA?n cuando el hecho ocurra en A?mbito pA?blico, y de 20 a 25 aA?os si fuera en privado. TambiA?n impone sanciones entre 100 y 500 dA?as de multa salarial y castiga diversos tipos de maltrato, como el fA?sico, psicolA?gico, sexual y patrimonial.

SegA?n Azahalea SolA?s, la aprobaciA?n de esta norma marcA? el inicio en Nicaragua de una agitada serie de reacciones sobre la justicia, pertinencia, constitucionalidad y eficacia de la ley; reacciones que van desde el A?mbito religioso hasta el marco legal.

a??Hay sectores dentro y fuera de la sociedad nicaragA?ense que consideran que las mujeres deben aguantar los golpes y les dejan a ellas la responsabilidad de salvaguardar la familia, A?se es el aspecto social. En el orden polA?tico, es una ley que el gobierno pretendA?a utilizar como su vitrina, pero no tiene la voluntad polA?tica de cumplirlaa??, afirmA? Azahalea.

No se trata de cualquier ley: en ella se establecen mecanismos que con claridad amenazan el sistema patriarcal, tan acostumbrado a la subordinaciA?n en todos los A?mbitos y etapas de la vida de las mujeres.

El Informe Anual de Femicidios de 2012, publicado por la Red de Mujeres Contra la Violencia, indica que 13 de las 85 asesinadas el aA?o pasado mediaron con su agresor cuando asistA?an a citas en las ComisarA?as de la Mujer de la PolicA?a Nacional.

Azahalea asegurA? que la posibilidad de que los agresores caigan presos, ante un caso de violencia, no violenta la ConstituciA?n, como alegan los principales detractores de la normativa.

a??Eso es falso, absolutamente falso. La persona tiene derecho a tener garantA?as para su vida y el Estado estA? en la obligaciA?n de brindarlas y de darnos justicia. Frente a un peligro inminente (la violencia contra las mujeres), el Estado tiene que respondera??, insistiA?.

a??Las medidas precautelares son la respuesta ante un peligro inminente. Discutir el tema de la mediaciA?n estA? distrayendo el debate central que deberA?a enfocarse en cA?mo el Estado podrA?a ejecutar campaA?as para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeresa??, agregA?. (CIMAC NOTICIAS)

MA?xico: Medios sin sexismo

Foto: CIMAC.

Foto: CIMAC.

 

Por LucA?a Lagunes Huerta.

En medio de los actos conmemorativos por el 60 aniversario del voto femenino en MA?xico, vale la pena echarle un ojo a la reciente reforma a la Ley Federal de Radio y TelevisiA?n para evitar que los medios de comunicaciA?n Order baclofen, order Zoloft. difundan contenidos discriminatorios.

Si bien la intenciA?n es buenA?sima, es una pena que se haya decidido pasar cuando esta ley estA? a punto de morir para dejarle paso a la Ley Federal de Telecomunicaciones, en la cual sin duda habrA? que rescatar la propuesta original de 2002 e incluir que se eviten las transmisiones de estereotipos de gA?nero, pues una de las grandes dificultades en la construcciA?n de la ciudadanA?a de las mujeres ha sido la perpetuaciA?n de los estereotipos de gA?nero en los medios de comunicaciA?n masiva.

De acuerdo con el Monitoreo Global de Medios, la paridad de las mujeres para ser nombradas en los medios de comunicaciA?n tardarA? por lo menos 40 aA?os, esto siempre y cuando exista un incremento de 6 puntos porcentuales cada quinquenio.

Sin embargo, al hacer la disecciA?n de los medios, vemos que en el terreno polA?tico lograr la paridad tardarA? el doble, es decir 80 aA?os, pues en la secciA?n polA?tica la presencia de las mujeres es apenas de 19 por ciento y de 2005 a 2010 su incremento fue de 5 puntos porcentuales.

Si bien desde que se reconociA? el derecho al voto de las mujeres las mexicanas hemos contado con representaciA?n polA?tica y desde 1982 en todas las elecciones presidenciales hemos contado con candidatas a la Presidencia, y hoy contamos con un incremento sustancial en el nA?mero de diputadas y senadoras, estos avances no necesariamente se reflejan en los medios de comunicaciA?n.

De acuerdo con el observatorio de medios realizado por CIMAC sobre participaciA?n polA?tica de las mujeres, en las pasadas elecciones presidenciales se evidencia que a las mujeres polA?ticas se les sigue reflejando en los medios por su vestimenta o aspecto fA?sico; por suA? papel tradicional de mujer, es decir, como madre, esposa, responsable de la familia; por una supuesta ausencia de liderazgo o por una aparente impotencia en el ejercicio del poder.

Esta perpetuaciA?n de los estereotipos de gA?nero en los medios de comunicaciA?n ha servido de freno para el desarrollo pleno de la ciudadanA?a de las mujeres y el goce de sus Derechos Humanos.

Que el pasado 19 de septiembre el Pleno de la CA?mara de Diputados aprobara la reforma a la Ley de Radio y TelevisiA?n para evitar la transmisiA?n deA? influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armA?nico de la niA?ez y la juventud, asA? como la difusiA?n de contenidos discriminatorios de acuerdo con la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la DiscriminaciA?n, es un avance. TardA?o, sin duda, pues la propuesta esperaba desde hace 11 aA?os.

Esta disposiciA?n legislativa debe concretarse en la ley secundaria que actualmente se discute para darle cuerpo a la Ley de Telecomunicaciones y RadiodifusiA?n, en la cual se debe reconocer el derecho de las audiencias y el papel social de los medios de comunicaciA?n al servicio de la ciudadanA?a, de la cual tambiA?n forman parte las mujeres.

Nosotras como ciudadanas y audiencia tenemos que estar alertas a ello y seguir, como dice la experta Beatriz SolA?s, los tres pasosA? mA?nimos de la ciudadana convertida en audiencia: conocer, evaluar y denunciar, o reforzar para transformar los medios que hoy tenemos en medios respetuosos de nuestra dignidad. (CIMAC NOTICIAS)

 

Machismo religioso en MA?xico

El machismo mata

Zona de ReflexiA?n

Por LucA?a Lagunes Huerta*

a??El machismo mataa??, reza la frase de la campaA?a que iniciA? el Colectivo de Mujeres de San CristA?bal desde este lunes en A?el estado de Chiapas, al sureste mexicano, con el objetivo de hacer conciencia de la gravedad del feminicidio que vive la entidad y declarar la Alerta de Violencia de GA?nero (AVG).

La frase no sA?lo es un eslogan, es una realidad cotidiana no sA?lo porque los machos asesinen a las mujeres, sino porque los machos justifican que existan esos crA?menes.

El ejemplo reciente son las declaraciones del obispo de Celaya, BenjamA?n Castillo Plascencia, quien de manera inaceptable definiA? estos asesinatos en Guanajuato como a??normalesa??.

Me pregunto cuA?l es la lA?gica del mensajero religioso que permite identificar como normal quitarle la vida a otra persona. Ni en lo divino ni en lo humano es aceptable semejante declaraciA?n.

Quien minimiza o justifica el crimen que se comete contra las mujeres sA?lo muestra el desprecio por la vida de las personas del sexo femenino, es decir, revela el machismo de quien lo externa.

Pero cuando un jerarca religioso sin mayor pudor justifica que esos asesinatos ocurran nos revela que dentro de esa estructura religiosa existe una convicciA?n profunda de desdA?n a la dignidad de las mujeres.

MA?xime cuando estas declaraciones se hacen en medio de una manifestaciA?n pA?blica contra la violencia de gA?nero.

DesdeA?ar el asesinato de 55 mujeres y llamarles order celebrex, purchase Zoloft. crA?menes a??circunstancialesa?? como si fueran producto de la casualidad es ofensivo, no sA?lo para las vA?ctimas sino para todas las mexicanas.

Para el machismo es normal asesinar a las mujeres, por eso lo banaliza. Pues el machismo no sA?lo vive en las personas sino en las estructuras sociales, religiosas, econA?micas, etcA?tera.

Su actuar permanente es posponer, relegar, justificar, negar todo aquello que permita subvertir la desigualdad y la discriminaciA?n contra las personas de sexo femenino.

Nadie que se diga respetuoso de la dignidad humana puede desdeA?ar la vida de las mujeres en cualquier etapa de su vida.

SA?lo el machismo tolera que existan declaraciones que normalicen estos crA?menes, porque desde esa normalizaciA?n es que los machos se protegen para continuar con su impunidad.

Por eso la frase a??el machismo mataa?? es mA?s que un eslogan. A?(CIMAC NOTICIAS)

*Periodista y feminista, directora general de CIMAC.

MA?xico: Cultura violenta

Maltrato infantil

Zona de reflexiA?n

Por LucA?a Lagunes Huerta*

Recientemente la organizaciA?n Ririki IntervenciA?n Social dio a conocer los resultados de la investigaciA?n que realizA? entre familias mexicanas sobre la violencia hacia niA?as y niA?os.

Una de las primeras revelaciones del estudio es que sin importar la clase social, ni si se estA? en la ciudad o en el campo, en el seno de las familias persiste la violencia fA?sica hacia la infancia.

Seguramente recordarA? la frase de que a??la letra con sangre entraa?? y puede que crea que esto tiene que ver con principios del siglo pasado y que en nuestra modernidad las cosas han cambiado; que hoy el diA?logo y la explicaciA?n son los mecanismos utilizados para educar a las niA?as y niA?os mexicanos, enseA?ando asA? una cultura civilizatoria que se reflejarA? en la sociedad.

Nada mA?s lejos de esta fantasA?a, pues la investigaciA?n de Ririki,A? revela que hoy en dA?a en pleno siglo XXI la violencia fA?sica sigue siendo el mecanismo a travA?s del cual padres y madres buscan enseA?ar y lograr la obediencia de sus crA?os.

Los objetos fA?sicos, como cinturones, chanclas, palos, nopales, sogas, ademA?s de las manos, siguen siendo instrumentos frecuentes a los cuales las y los progenitores recurren para marcar los lA?mites a sus hijas e hijos. Esto ocurre con cuatro de cada 10 padres y madres que fueron consultados a travA?s de grupos focales.

Sin importar la efectividad o no de la prA?ctica para conseguir su objetivo de educar, corregir, marcar lA?mites o enseA?ar valores, la violencia fA?sica sigue siendo la primera vA?a utilizada, antes que el diA?logo o la explicaciA?n.

Aun cuando reconocen que poco sirve la violencia para lograr esos objetivos, ambos progenitores justifican su uso.

El estudio a??DetrA?s de la puerta… que estoy educandoa??, al que hago referencia, afirma que la permanencia de la violencia hacia la infancia se mantiene por la creencia de que el maltrato y el aprendizaje van a la par del sufrimiento y se junta con la tendencia autoritaria de control de los padres.

El resultado de esta prA?ctica es enojo y tristeza para la infancia. NiA?as y niA?os entrevistados en la investigaciA?n manifestaron sentirse poco queridos y muy enojados porque no les gusta ser golpeados.

Sin embargo, parte ya del aprendizaje de la infancia es que ellos mismos, tanto niA?as como niA?os, justifican la necesidad del golpe cuando se portan mal.

CA?mo romper una lA?gica social y de gobernar en un paA?s donde la base primaria enseA?a y educa a travA?s de la violencia, cuando la ley del mA?s fuerte se ejecuta todos los dA?as, ahA? donde tendrA?a que haber amor, comprensiA?n y protecciA?n para nuestra cardura for sale, cheap zithromax. infancia.

Estas niA?as y niA?os mexicanos que viven violencia justificada y tolerada socialmente bajo la lupa adultocA?ntrica, son las y los ciudadanos prA?ximos que gobernarA?n esta naciA?n y que serA?n gobernados tal vez desde esta misma lA?gica.

Tal como vemos hoy que ocurre con el nuevo gobierno federal que privilegia la violencia contra quien no piense como A?l o no estA? de acuerdo con A?l.

Pues dialogar no es simplemente oA?r al otro sin moverte de tu posiciA?n. Dialogar, incluso en el hogar, implica escuchar a las otras personas y buscar entender sus argumentos que no coinciden con los mA?os para poder llegar a un acuerdo mutuo.

En las familias estas mesas de diA?logo no ocurren frecuentemente, mA?s bien poco, en poquA?simos hogares, principalmente de las zonas urbanas y de la clase media se suele establecer de manera conjunta las reglas de la familia, horarios, tareas o deberes que cada una de las personas tendrA? que acatar.

Esta vA?a, seA?alan padres y madres, suele ser mA?s efectiva para corregir, educar y enseA?ar valores, pues las hijas e hijos suelen apegarse mA?s porque son parte del acuerdo familiar.

Romper con el cA?rculo de la violencia tanto dentro del hogar como en el entorno social y polA?tico se hace no sA?lo necesario sino urgente, pues el enojo y la tristeza que se acumula con los aA?os se regresa con mucha mA?s violencia, y eso a ninguna persona beneficia. (CIMAC NOTICIAS)

*Periodista y feminista, directora general de CIMAC.

Del dicho al hecho: el aborto en MA?xico

aborto legal

Zona de ReflexiA?n

Por LucA?a Lagunes Huerta*

En una suerte de esquizofrenia, el Estado mexicano aplica el famoso refrA?n a??candil de la calle, oscuridad de su casaa??. SA?, mientras que en Uruguay reconoce lo importante que es para el desarrollo respetar los Derechos Humanos de las mujeres, incluido el aborto legal, en casa se siguen librando las batallas que criminalizan el derecho a decidir de las mexicanas.

Y si nos vamos mA?s lejos podemos decir que esa misma esquizofrenia mexicana se repite en varias naciones latinoamericanas y caribeA?as, donde a nivel internacional se muestran progresistas pero al cerrar la puerta de la casa, o sea, al llegar al zoloft no rx, order lioresal. paA?s, el conservadurismo les aflora como en los mejores tiempos.

Sin duda haber logrado en la revisiA?n regional de los 20 aA?os de la Conferencia Internacional sobre PoblaciA?n y Desarrollo el consenso para garantizar el derecho al aborto legal, mejorar los servicios de salud para su prA?ctica, y a??considerara?? modificar leyes que criminalicen la libre elecciA?n de las mujeres, es un logro para las ciudadanas mexicanas y latinoamericanas en general; el reto sigue siendo que lo escrito en papel se convierta en realidad en la vida cotidiana.

Por ejemplo, mientras este fin de semana el Estado mexicano firmaba el llamado Consenso de Montevideo para garantizar el aborto legal, en nuestro territorio lejos de los reflectores internacionales las mujeres siguen enfrentando batallas legales por haber elegido no continuar con un embarazo, o por haber tenido un problema mA?dico que terminA? en aborto.

Para darnos una idea de lo que viven las mexicanas, retomemos los datos del Grupo de InformaciA?n en ReproducciA?n Elegida (GIRE), organizaciA?n con 22 aA?os de especializaciA?n en el tema y que ha documentado la detenciA?n y criminalizaciA?n de las mujeres por aborto.

SegA?n sus registros, 171 mujeres han sido consignadas por aborto, 151 llevan procesos penales y se han dictado 127 sentencias.

A la vergonzosa lista de 17 entidades que reformaron su ConstituciA?n para perseguir a las mujeres que deciden abortar, se suma Tlaxcala, donde se busca obligar a las mujeres a continuar con embarazos incluso cuando peligre su vida.

Sin duda para las organizaciones civiles es un logro haber conseguido el consenso de 38 paA?ses de la regiA?n para erradicar la desigualdad que viven las mujeres y avanzar al desarrollo pleno. En casa, es decir en su paA?s, aA?n tienen que enfrentar el odio del sistema judicial y polA?tico que lleva a las mujeres a prisiA?n por decidir no ser madres o por haber tenido un aborto espontA?neo.

Hurras y fanfarrias por el avance en el marco internacional para todas las personas que construyeron el acuerdo. Ahora es necesario que se camine hacia la congruencia del Estado mexicano. Es decir que lo dicho en el papel y lo hecho cada dA?a en todo el territorio nacional sea lo mismo. (CIMAC NOTICIAS)

* Directora general de CIMAC.

Puerta abierta a la impunidad en MA?xico

Regina MartA?nez

Regina MartA?nez

Por LucA?a Lagunes Huerta*

Ya lo han dicho baclofen tablets buy, buy zithromax online. una y otra vez las relatorA?as de libertad de expresiA?n. La impunidad es la puerta abierta a la repeticiA?n. La falta de castigo a quien atenta contra periodistas o medios de comunicaciA?n alienta que se vuelta a intimidar, agredir, violentar o asesinar a otra persona que ejerce el periodismo.

Sin duda la noticia dada a conocer la semana pasada, la liberaciA?n del supuesto asesino de la periodista Regina MartA?nez LA?pez, nuevamente dio sentido a esta afirmaciA?n de las relatorA?as.

Por desgracia, la liberaciA?n del narcotraficante Rafael Caro Quintero, tras 28 aA?os de cA?rcel, opacA? la dimensiA?n de lo que significa la revocaciA?n de la sentencia del presunto asesino de Regina no sA?lo en el estado de Veracruz a??donde por lo menos nueve personas periodistas han sido asesinadas y otras tantas han huido ante las amenazasa??, sino para el paA?s y el gremio, cuando prA?cticamente todo los delitos contra periodistas y medios de comunicaciA?n estA?n impunes.

Las dudas sobre la investigaciA?n del crimen contra la periodista se confirman, pues el supuesto asesino asegurA? haber sido torturado para confesar la autorA?a del delito, prA?cticamente A?nica prueba con la cual se condenA? a Jorge Antonio HernA?ndez Silva.

Pero la historia no termina ahA?, el propio Jorge Antonio no querA?a salir del penal donde se encontraba recluido por miedo.

Aun asA? saliA? y segA?n el testimonio del director del penal de Rancho Viejo, en la capital del estado de Veracruz, al presunto homicida de Regina se lo llevaron a??varios sujetosa?? en dos camionetas Suburban, como lo denunciA? la abogada coadyuvante del caso, Diana Coq Toscanini, segA?n reportan medios de comunicaciA?n.

A?DA?nde estaban las comisiones de Derechos Humanos durante la liberaciA?n de Silva, quien ya habA?a manifestado temor por su vida, para garantizar su integridad?

La revocaciA?n de sentencia por parte del Tribunal veracruzano deja nuevamente abierto el caso sobre el crimen contra Regina MartA?nez, asA? como la posibilidad de hacer una investigaciA?n real cuya lA?nea de investigaciA?n se base en el trabajo periodA?stico de la reportera.

Hasta ahora el marcador va contra la democracia, pues con cada atentado contra periodistas se pierden voces valiosas que informaban a la sociedad. Personas que se rebelaron contra los poderes y privilegiaron su compromiso con la libertad y el derecho a la informaciA?n.

Desde 2002 y hasta 2011, la violencia contra mujeres periodistas se incrementA? en 300%. Todas las agresiones contra mujeres periodistas que han sido denunciadas tienen como comA?n denominador la negaciA?n de la autoridad de seguir la lA?nea de investigaciA?n sobre el ejercicio de su profesiA?n.

En todos los casos la discrecionalidad de la autoridad para dar a conocer el razonamiento para desechar la violencia contra periodistas por libertad de expresiA?n, deja una y otra vez no sA?lo la sospecha sobre la falta de voluntad para hacer justicia, sino la puerta abierta para la impunidad. (CIMAC NOTICIAS/PAsLSAR)

*Directora general de CIMAC.

Derechos humanos en MA?xico ante el escrutinio internacional

EPU MA?xico 2013

 

Por LucA?a Lagunes Huerta*

En breve, MA?xico nuevamente estarA? sujeto al escrutinio internacional; esta vez desde el respeto, protecciA?n y promociA?n de los Derechos Humanos, a travA?s del Examen PeriA?dico Universal, mejor conocido como EPU, mecanismo que desde 2007 busca mejorar la situaciA?n humanitaria en los paA?ses miembros de la ONU.

Las organizaciones civiles darA?n la versiA?n alterna al dicho de las autoridades mexicanas. Tres temas fundamentales para los Derechos Humanos de las mujeres estarA?n presentes en esta nueva revisiA?n.

El primero, que incluye dos derechos: los sexuales y los reproductivos de las mexicanas, quienes aA?n no cuentan con el acceso a todos los mA?todos anticonceptivos, mucho menos a la interrupciA?n legal del embarazo.

Las jA?venes enfrentan obstA?culos constantes. Recordemos que en los A?ltimos 12 aA?os, en MA?xico los programas y polA?ticas pA?blicas para atender a la poblaciA?n adolescente fueron prA?cticamente inexistentes, por lo que las tasas de embarazos tempranos se incrementaron.

La persecuciA?n y criminalizaciA?n de las mujeres por aborto, inducidos o no, es otra de las constantes que caracterizan no sA?lo dos sexenios conservadores, sino que se extiende hasta nuestros dA?as. AhA? estA?n Hilda o Adriana, presas en los estados de San Luis PotosA? y Guerrero, respectivamente.

Datos del Grupo de InformaciA?n en ReproducciA?n Elegida (GIRE) documentan la detenciA?n y criminalizaciA?n de las mujeres por aborto. Hasta ahora la cuenta de la ignominia refleja 171 consignaciones, 151 procesos penales y 127 sentencias.

Dos sexenios derechistas que fortalecieron la consigna de a??los hijos que Dios mandea?? con la ausencia de campaA?as informativas y desabasto de anticonceptivos, forman parte de la evidencia que las organizaciones llevan al A?mbito internacional.

El segundo tema que muestra la ausencia de respeto, protecciA?n y promociA?n de los Derechos Humanos de las mujeres es el feminicidio: la violencia extrema de odio que arranca la vida de por lo menos seis mujeres cada dA?a en nuestro paA?s, de acuerdo con datos de ONU-Mujeres.

Pese a la creaciA?n de instancias especiales o pseudo especializadas, esta violencia extrema no se detiene y por el contrario se incrementa. Solo en 2010 ONU-Mujeres tiene registrados 2 mil 332 casos de feminicidio, y en el lustro de 2005 a 2010, 9 mil 385 mujeres han sido asesinadas ante la parsimonia desesperante de las autoridades.

La permanencia de estereotipos en los juicios y en los juzgadores sigue siendo una cotidianidad. Por ello tenemos casos como el de Clara Tapia en el Distrito Federal, las ignominias de los GA?ngoras o los Montiel, donde la doble moral, el poder y el trA?fico de influencias quedan al descubierto de manera vergonzosa por las cadenas de corrupciA?n que conllevan y de las cuales el Estado mexicano debe hacerse cargo.

En este Examen Universal de Derechos Humanos al que se someterA? en octubre paroxetine tablets buy, acquire clomid. prA?ximo a nuestro paA?s, no falta, por supuesto, el tercer tema: los atentados a la libertad de expresiA?n y la violencia contra las mujeres periodistas.

Violencia que se ha incrementado en 300 por ciento desde 2002 hasta nuestros dA?as, de acuerdo con el informe pionero realizado por CIMAC sobre violencia contra mujeres periodistas.A?(CIMAC NOTICIAS)

*Directora general de CIMAC.

A?Es en serio? Violencia y asesinatos de mujeres en MA?xico

feminicidios mexico

Cristal de Roca
Por Cecilia Lavalle*
a??Se necesitan estudios seriosa??, dijo Lorena Cruz SA?nchez, titular del Instituto Nacional de las Mujeres de MA?xico, para a??ver quA? estA? sucediendo y trabajar en el reconocimiento de los derechos de las mujeres y promover el acceso a la justiciaa??. A?Es en serio?, pregunto yo.

EstA? en el ojo del huracA?n la manera en que el actual gobierno federal enfrenta la violencia contra las mujeres. Y la tormenta se encuentra en el central Estado de MA?xico.

AhA?, desde hace varios aA?os, organizaciones civiles han llamado la atenciA?n por el creciente nA?mero de asesinatos de mujeres.
En 2011 pidieron por primera vez a la titular del Consejo Estatal para el Desarrollo y Bienestar Social de esa entidad (instancia que sustituyA? al Instituto de las Mujeres mexiquense), que activara la Alerta de Violencia de GA?nero (AVG) y no se activA? porque en aquel entonces el gobernador de ese estado (Enrique PeA?a Nieto) querA?a ser Presidente del paA?s, y ya sabea??

A?Y ahora? Pues el seA?or ya es Presidente y la seA?ora es la titular del Inmujeres. Y parece que han decidido continuar con la estrategia de A-quA?-no-pa-sa-na-da.

NomA?s por recordar, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya sentenciA? al Estado mexicano en 2009 por ser omiso e impune en el homicidio de tres mujeres, cuyos restos fueron encontrados en el Campo Algodonero de Ciudad JuA?rez, Chihuahua, en 2001.

Durante el proceso legal que derivA? en esa sentencia, el Estado mexicano argumentA? que el feminicidio en Ciudad JuA?rez era un mito, y que las madres lucraban con los casos de sus hijas (Cimacnoticias, 25 de julio).

Parece que va de nuevo. Distintas organizaciones civiles del Estado de MA?xico legalmente obligaron a convocar al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, integrado por titulares de los institutos estatales de Mujeres y de varias dependencias federales.

Le solicitaban, por segunda vez, que se emitiera la AVG; que no vaya usted a creer que es un foco cheap clomid online, purchase clomid. rojo que emite un sonido chillA?n. Se trata de una estrategia que permite que los tres niveles de gobierno conjunten esfuerzos para atender la problemA?tica.

A?Y quA? cree? El pasado 19 de julio dijeron que no la pueden activar porque no todos los casos de 2005 a 2010 se pueden tipificar como feminicidio, ya que antes esa palabra no existA?a (A?no es un mero tecnicismo?).

TambiA?n dijeron que no se puede hablar de violencia generalizada porque los asesinatos se han cometido solo en 10 de los 125 municipios. (A?A?Solo?!) Y que no se puede hablar de una violencia sistemA?tica.

A?De cuA?ntas mujeres asesinadas estamos hablando? Con cifras de la ProcuradurA?a General de Justicia del Estado de MA?xico, entre 2005 y 2010 fueron asesinadas 922.

En casi la mitad hubo actos de tortura, muchas fueron agredidas sexualmente y gran parte de los cadA?veres fueron arrojados a sitios pA?blicos. De marzo de 2011 a diciembre 2012 fueron asesinadas 563 mujeres.

A?A?CuA?ntas mA?s se necesitan para que conjunten esfuerzos?! Esa es una buena pregunta. Porque por lo pronto han decidido que lo primero, primerA?simo, es hacer estudios serios, (y hay al menos tres estudios muy serios. Por eso pregunto: A?Es en serio?

Porque si de tomar el asunto en serio se trata, hay que decir que el asesinato de una sola mujer es un asunto muy serio. La indolencia, es un asunto muy serio. La omisiA?n, es un asunto muy serio. Y todo lo demA?s son excusas. Y eso sA? que es muy, muy, serio. A?(CIMAC NOTICIAS)

*Periodista y feminista en Quintana Roo, MA?xico, e integrante de la Red Internacional de Periodistas con VisiA?n de GA?nero.