Para la Asociación de Historiadores Indígenas, “una historia llama a otra”

Se trata de una labor de revisión de la historia de Bolivia con la incorporación de la mirada indígena.

La Asociación de Historiadores Indígenas “Apupachakamayu” está integrada por historiadores de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz, aunque cuentan con asociados en zonas amazónicas.

Según cuenta el historiador José Mollo, se organizaron a principios de este siglo para “recuperar y contar esas historias que no fueron oficiales, para contar lo que pasó sin ocultar nada”.

Un ejemplo de este revisionismo es el redescubrimiento de la cacica del siglo 17, María Lusa.

Un historiador francés la retrató en 1990 como una mujer admirable y colmada de virtudes.

Sin embargo, el hallazgo de materiales de juicios y testimonios descubrió que mantuvo una traumática relación con Juan Moya.

Según el historiador Pedro Callisaya, “Moya, Lusa y sus familiares demuestran la incesante disputa por tierras que desató terribles pasiones dentro del mundo indígena”.

El  mismo historiador logró reconstruir la historia de su bisabuelo, Mariano Quispe, a través de informes carcelarios y recortes de prensa.

Allí encontró que su familiar participó en un grupo que en los años 30 brindó educación a los comunarios de las haciendas del altiplano y los valles paceños. Como se trataba de una actividad clandestina y sospechosa de “comunista”, estos luchadores fueron condenados a prisión.

Quispe murió en la cárcel en 1933.(PÚLSAR/IPS)
Rafael Sagárnaga López
04/12/2012

Audios:

    Para la Asociación de Historiadores Indígenas, “una historia llama a otra”. : 1 min. 29 seg. (791 Kb.) archivo mp3 (701 kB) descargar_peque

Comentemos

2 + 5 =