Unasur promueve campaña por el respeto a los derechos humanos de los migrantes y refugiados

refugiadosLa Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) propuso una “cadena de solidaridad” para reivindicar a las víctimas refugiadas de Siria, Somalia y los rohingyas, una minoría musulmana perseguida en Myanmar y Bangladesh.

Esta “cadena mundial de solidaridad” será un espacio de cooperación humanitaria  y tiene el objetivo de enfrentar el “genocidio pasivo”, señaló la Unasur.

Con apoyo de la Cruz Roja Internacional, la Unasur espera recibir aportes de todos los países del mundo y puedan asumir sus responsabilidades humanitarias en favor de los migrantes.

Mediante un comunicado, Unasur llama la atención el problema que enfrentan los migrantes rohingyas provenientes de Birmania y Bangladesh y los refugiados de Siria y Somalia”.

“Están abandonados a su suerte en medio del mar sin poder desembarcar en un puerto de algún país que los reciba. Esto constituye un auténtico genocidio pasivo por parte de un mundo cada día más insensible al sufrimiento del género humano”, indica Unasur.

A través de dicho comunicado, Unasur destaca la necesidad de abrir espacios económicos y sociales para que  millones de ciudadanos migrantes puedan encontrar un sitio seguro para establecerse o desplazarse con sus familias.

Sobre el tema, el catedrático peruano y analista internacional, Juan Paz y Miño, destacó la iniciativa de la Unasur y su capacidad de entender el problema de los migrantes. (Agencia Púlsar)

Audios:

    Juan Paz y Miño, profesor universitario peruano y analista internacional. (Audio TELESUR): (868 kB) descargar_peque

Comentemos

38 − 31 =