AmA?rica Latina: Retos para garantizar el derecho al aborto

abortoPor Liliana Hendel*

Participantes de AmA?rica Latina (AL) a la Conferencia de Aborto con Medicamentos en 2004 en Johannesburgo, SudA?frica, decidieron impulsar acciones para articular esfuerzos en la regiA?n, y en 2005 integraron el Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro (CLACAI).

Los pasados 4 y 5 de noviembre se realizA? en Buenos Aires, Argentina, la Segunda Conferencia Subregional Cono Sur del CLACAI.

Ya desde las palabras de apertura, Silvina Ramos (del ComitA? Coordinador CEDES/CLACAI-Argentina) seA?alA? la importancia de insistir en las alianzas estratA?gicas y tomar en cuenta las diferencias locales para avanzar en temas como investigaciA?n, reforma legal, provisiA?n de servicios -que en la regiA?n se ha diversificado-, lA?neas telefA?nicas o polA?ticas de reducciA?n de riesgos y daA?os.

Temas centrales que atravesaron paneles y discusiones a lo largo de dos dA?as de intenso trabajo.

Especial interA?s generA? el panel sobre “Laicismo y democracia”, ya que pesar de las orientaciones de centroizquierda de la regiA?n, aA?n el aborto inseguro y sus consecuencias siguen siendo un nudo que no se desata y que no existe en la agenda de los grandes medios de comunicaciA?n.

Susana ChA?vez Alvarado, secretaria ejecutiva de CLACAI, seA?alA? la ausencia de estA?ndares de calidad y si bien, dijo, se avanzA? muchA?simo, no se reconocen las situaciones de vulnerabilidad y no hay respuestas para las vA?ctimas, incluso en paA?ses donde estA? contemplado el aborto en el CA?digo Penal.

Si una mira el panorama en AL, hay seis paA?ses con penalizaciA?n absoluta, 14 con alguna causal, y extremas penalidades en CentroamA?rica. “Es dramA?tico; hay mujeres sentenciadas a 40 aA?os, muchas ni siquiera han recurrido al aborto porque no han reconocido una emergencia obstA?tricaa??”, dijo ChA?vez.

Profesionales de diversa formaciA?n y origen coincidieron en que cada vez es mayor la brecha entre la opiniA?n pA?blica y los tomadores de decisiA?n.

Hay avances de modelos que operan y funcionan en la Ciudad de MA?xico, Uruguay y Brasil. Y tambiA?n avances jurA?dicos al declarar la maternidad forzada como “degradante” y el embarazo forzado como tortura.

“Sin embargo el sistema se ensaA?a -abundA? ChA?vez-; la violaciA?n A?del secreto profesional y la objeciA?n de conciencia acentA?an el maltrato y el castigo, y sobre todo para las mA?s pobres funciona como un mecanismo disciplinador. En CentroamA?rica hay 129 mujeres procesadasa??”.

Uruguay disfruta de la despenalizaciA?n del aborto hasta las 12 semanas de gestaciA?n tras muchos aA?os de trabajo de los movimientos feministas y las organizaciones sociales, pero las relatoras Alejandra LA?pez y Lilian Abracinskas (MYSU) advirtieron que la ley estA? muy order clomid, order clomid. lejos de ser la que estos grupos promovA?an.

No solo cada paA?s es diferente del otro en las dificultades que enfrenta la regiA?n, cada uno tiene dentro de sA? enormes diferencias entre zonas urbanas y rurales, y las diferencias polA?tico-religiosas de los diferentes gobiernos internos.

En ese sentido, dijo Lucy Garrido (Uruguay Cotidiano Mujer): “El paA?s resistiA? el gran golpe que fue el veto de (el ex presidente) TabarA? VA?zquez y las maniobras posteriores de la derecha contra 100 aA?os de laicismo, de educaciA?n laica pA?blica y gratuita”.

*PsicA?loga y periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 5 =